Funcionarios del gobierno nacional cerraron filas para defender la actuación de las fuerzas de seguridad este miércoles al enfrentar a manifestantes que se movilizaron frente al Congreso nacional.

Los ministros Rogelio Frigerio (Interior) y Patricia Bullrich (Seguridad) justificaron en conferencia de prensa,  la represión contra los manifestantes, en tanto que voceros del Ministerio de Seguridad de la Ciudad negaron la existencia de infiltrados que pertenezcan a la Policía de la Ciudad, ante la consulta realizada por CP. Bullrich aseguró que manifestantes «intentaron tomar el Congreso e impedir que la sesión se hiciese», resaltando que la denuncia que hubo infiltrados dijo que es una idea tirada de los pelos. “Se actuó con rapidez y firmeza”, enfatizó la ministra. Por su lado Frigerio habló de la detención de personas sin nacionalidad argentina, «queremos expulsar a los extranjeros que protagonizaron los hechos de violencia», sostuvo. Entre los 27 acusados de provocar incidentes en la plaza del Congreso, detenidos tras la represión de la Policía de la Ciudad, hay un ciudadano turco, otro paraguayo y dos venezolanos.