El gobierno nacional analiza la metodología a utilizar para ir descomprimiendo el aislamiento obligatorio a partir del lunes próximo. En ese contexto el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, afirmó esta mañana que «primero tenemos que resolver qué actividades se pueden levantar sin afectar la salud».

El funcionario expresó esta definición antes de ingresar para ser parte en la Casa de Gobierno de una reunión del comité de crisis, con integrantes del Gobierno nacional, los sectores industrial, comercial y sindical, que propondrán formas la flexibilización de la cuaretena.

«Por eso es importante la presencia del Ministerio de Salud en la reunión de hoy y, en la medida en que se puedan desarrollar algunas actividades sin afectar la salud de la población, se van a desarrollar. Las otras seguiremos tratando de ver, pero ahora hay que cuidar la salud», dijo Moroni.

Anoche el presidente Alberto Fernández no quizo adelantar rubros que pueden retomar la actividad productiva tras semana santa, pero si confirmó que las clases en los colegios primeraios y secundarios no comenzarán aún, ratificando que esperan para mediados del mes próximo el pico de la pandemia. La preocupación principal recae sobre el transporte público como principal lugar propicio para el contagio de la enfermedad.