Organizar el G20 le costó al país 112 millones de dólares. La monumental cifra surge de un informe realizado por la CNN con datos que surgen de la Jefatura de Gabinete que encabeza Marcos Peña.

Parafraseando al presidente Macri, ¿cuantos jardines de infantes se podrían haber construido con semejante volumen de dinero? El costo de esta reunión de los mayores países productores del mundo lo termina pagando uno de los más importantes importadores. Se podría argumentar que este plenario de poderosos terminará generando buenos negocios. No es tan sencillo. Por ejemplo, si Argentina logra acuerdos que le permitan exportar a Estados Unidos un cupo de hasta 20.000 toneladas por año libre de aranceles (meta que se busca) el ingreso anual de entre 80 y USD 100 millones. Un año de supuestas y futuras exportaciones de carne dejarán al país unos USD 30 millones menos de lo que Macri gastó en el G20.