En un documento dado a conocer en Indonesia, donde se encuentra el Ministro de Hacienda Nicolás Dujovne participando de la Asamblea Anual del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, el FMI redujo su pronóstico de crecimiento argentino para este año y el próximo.

El Fondo proyecta una recesión que durará, al menos, hasta el año próximo aunque es benévolo en su estimación inflacionaria ya que la ubica en un 40% para este año y un 20% en 2019, cuando los observadores locales la instalan por encima del 42% en 2018. El FMI espera que la economía argentina se contraiga 1,6%.