El Fondo Monetario Internacional dio la autorización al BCRA para modificar (por tercera vez en menos de dos meses) las reglas establecidas para la intervención de la entidad ofreciendo divisas en el mercado de cambios. De esta manera se deja sin vigencia el límite máximo de $51,44 para esa intervención.

Desde este lunes el Banco Central podrá ofrecer hasta 250 millones de dólares diarios. De hacerlo, se continuará con una espectacular fuga de divisas que ingresan al país vía endeudamiento. La derrota electoral del gobierno en Santa Fe fue la última señal que derivó en estos cambios para detener la presión compradora sobre el dólar por la falta de confianza que el mundo inversor tiene sobre las políticas de gobierno. Es, también, una forma de ratificar que el FMI es el principal motorizador en la campaña electoral del oficialismo buscando mantener a Mauricio Macri en la Casa Rosada cuatro años más