En un informe dado a conocer en las últimas horas el Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que el PBI del país caerá 1,3% este año por un desplome en el consumo interno y la inversión privada, con caídas del 4,8 y el 17,5 por ciento, respectivamente, en relación a 2018. «La economía de Argentina se contrajo en el primer trimestre del año, aunque a un ritmo más lento que en 2018», destaca el FMI en la la última actualización del informe «Perspectivas de la Economía Mundial».

En abril pasado había vaticinado que el PBI caería 1,2%, pero ahora lo corrigió profundizando aún más la caída a 1,3%, situándola como una de las mayores en el mundo.  En su mirada futura el organismo internacional que en la actualidad es el principal acreedor externo de nuestro país, está previendo un crecimiento de 1,1%.

En otro párrafo de este informe el organismo internacional destaca que Argentina es uno de los cuatro países con mayor inflación en todo el mundo. «La inflación subyacente se ha situado por debajo de los promedios históricos en muchas economías de mercados emergentes y en desarrollo, salvo en contados casos, como los de Argentina, Turquía y Venezuela”.