Solo con el voto de los legisladores oficialistas, y tras un fallo judicial que determinó al enrejado en Plaza de Mayo como ilegal, la Legislatura porteña aprobó este jueves modificaciones al nuevo Código Urbanístico para así poder regularizar la instalación de rejas en el histórico paseo. Todos los bloques opositores votaron en contra de estas modificaciones entendiendo que afectan un patrimonio histórico de un lugar que es un recurrente sitio de movilizaciones populares.  Se trata de una ley aprobada en primera lectura, ahora habrá audiencia pública y una segunda llegada de el proyecto al recinto para su aprobación definitiva.

Originalmente la idea de colocar rejas fue impulsada por el propio jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, argumentando un tema un de seguridad presidencial colocando el cerco de metal desde Avenida Hipólito Yrigoyen hasta Av. Rivadavia, por detrás de la Pirámide de Mayo, a la altura del eje de las calles Defensa y Reconquista. En junio del año pasado hubo pedidos de amparo presentado por Jonatan Emanuel Baldiviezo en su carácter de Presidente y en representación de la Asociación Civil Observatorio del Derecho a la Ciudad y Hebe de Bonafini en nombre de Madres de Plaza de Mayo. En diciembre el juez en lo Contencioso Administrativo y Tributario del Juzgado N°8, Osvaldo Otheguy, declaró que la instalación de rejas en ese espacio fue ilegal, estableciendo que el gobierno porteño tiene un plazo de 90 días para sancionar una ley que apruebe la instalación de las rejas en la Plaza de Mayo de modo tal que cumpla con el Código Urbanístico. Eso es lo que hizo este jueves la legislatura a contramano de las opiniones de diputados opositores que plantearon sus quejas por la anomalía que representa primero ejecutar y después legislar en consecuencia de lo ejecutado. El diputado Javier Andrade (Unidad Ciudadana), que presentó un despacho en minoría pidiendo el archivo del proyecto oficial, fue en esa dirección. “Otra vez hacen la trampa y después generar la ley para modificarla, sucedió con la accesibilidad en el subte, como no cumplían con la accesibilidad necesaria con las escaleras con los ascensores, flexibilizaron esa obligación que tenía el gobierno de la Ciudad para que la empresa cumplimente eso y ahora es más laxa con todo lo que tiene que ver con la accesibilidad”. El proyecto lo defendió en el recinto Victoria Roldán Méndez (Vamos Juntos), asegurando, “le damos cumplimiento a una decisión judicial, además, permitimos conservar ese espacio público” y recordó que “la Plaza de Mayo fue el escenario de muchos hechos trascendentales para nuestro país y por ese motivo nos vemos en la necesidad de preservarla, evitando los actos de vandalismo que vienen sucediendo desde hace algún tiempo”.