Imparable la cotización de dólar saltó este jueves hasta los $63,34 representando un peso de alza en tan solo un día. Esto, pese a la intervención del Banco Central que continúa dilapidando reservas a un ritmo alarmante. La entidad también volvió a utilizar el mecanismo de las subastas de divisas sin notarse una oferta genuina ya que colocó u$s 346 millones en total pese a licitar u$s800 millones. Todos se desprenden de los pesos para saltar a divisas que sostengan el poder adquisitivo. A este ritmo las reservas se agotarán antes de fin de año representando un enorme riesgo que deberá evitarse apenas se conozca el resultado de la elección presidencial. No pocos auguran que el mismo domingo exista algún acuerdo para frenar la ansiedad de los mercados. Desde el Frente de Todos señalan la posibilidad de un contacto inmediato, en caso de resultar ganador Fernández, con Macri para acordar una estrategia que evite desgarrar las reservas del Central.