Este lunes el Consejo Federal de la Hidrovía (CFH) debía tener su segunda reunión buscando consensuar la confección de los pliegos correspondientes al llamado a la licitación de la concesión de la vía navegable troncal cuyo contrato actual vence el próximo viernes. El plenario, que se realizará en Rosario, fue suspendido por el fallecimiento del Ministro Meoni. Debía abordar en primer término el plazo de una prórroga. Según señaló el ministro de Agricultura Luis Basterra, el mismo será muy menor pero necesario para permitir la continuidad de las tareas de control de la actual concesionaria conformada por la belga Jan de Nul y la argentina Emepa.

El objetivo del encuentro de este lunes es «analizar los diferentes proyectos presentados para la hidrovía Paraná-Paraguay y poder avanzar en la confección de los pliegos para el llamado a licitación pública», informó el Ministerio de Transporte, que está a cargo del proceso junto a la Subsecretaría de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante.

La hidrovía es una ruta fluvial de 1.635 kilómetros que en la Argentina recorre el río Paraná, Paraná de las Palmas y el Río de la Plata, y que permite la salida hacia el océano y la entrada al país de distintos tipos de embarcaciones de carga.

En el gobierno no hay una sola mirada sobre cómo debe continuar este proceso. Hay un sector renuente a mantener en manos privadas el control del 80% de las exportaciones del país que encuentran una puerta de salida al mundo por esta hidrovía que fue privatizada en los años de Carlos Menem (1995).

El senador nacional Jorge Taiana presentó hace varias semanas un pedido de informes mostrando su postura para que sea el Estado Nacional quien vuelva a ejercer el control. También cuestionó que no se canalice el canal Magdalena que permitiría salida directa al Atlántico sin pasar por Montevideo, cargando sospechas por maniobras que desde ahí realizan los oligopolios cerealeros que terminan consignando más exportaciones desde Uruguay de lo que ese país produce. “Después de 25 años se termina una concesión que fue ampliamente elogiada por las cerealeras y las navieras porque no hay ningún tipo de control de lo que entra y sale por los ríos», explicó el senador criticando la demora para definir una política más clara para la Hidrovía.

El Gobierno nacional propone junto a los actores del sector agroexportador, universidades, organizaciones ambientalistas y otras instituciones, planificar el desarrollo de la hidrovía a mediano y largo plazo, con el fin de modernizarla y mejorar la competitividad de ese canal de navegación.

«Estamos muy próximos a que se termine resolviendo esta situación», sostuvo Basterra en declaraciones radiales en su paso por Rosario, el viernes, durante la tercera reunión del Gabinete Federal del programa de Capitales Alternas. Agregó también, «todos entendemos la relevancia que tiene la hidrovía desde Paraguay hasta la llegada al Río de La Plata» afirmando como «estratégico que tengamos un sistema que permita sostener el gran volumen de productos que se comercializan de Rosario hacia aguas abajo y que tiene que estar operativo para buques de gran porte».

Por decisión del recientemente fallecido ministro de Transporte, Mario Meoni, tras el primer encuentro del CFH a fines de febrero en Rosario se crearon tres comisiones para el análisis de las diferentes propuestas presentadas para la hidrovía.