Con 129 votos a favor y 125 en contra la cámara baja del Congreso Nacional se pronunció a favor del proyecto que propone despenalización del aborto, acompañado por una movilización que aún se mantiene en los alrededores del palacio legislativos. 

Después de 20 horas de debate es difícil precisar el resultado de la votación. Un punteo de los asistentes, y después de tener la información que tres diputados de La Pampa, que eran parte de los indecisos, decidieron acompañar el proyecto de ley, hay una leve ventaja para aprobar la despenalización del aborto. Cuando llegue el momento de votar será necesario observar quienes se mantienen en sus bancas ya que muchos podrían optar por ausentarse en el momento decisivo.

Gustavo Saadi (Elijo Catamarca) se decidiò por la negativa destacando que»el Estado argentino tiene la obligación de garantizar el derecho a la vida de la persona por nacer, pero el tema es si con una pena el Estado ha garantizado ese problema». La diputada de la UCR por Corrientes, Estela Mercedes Regidor Belledone concentro miradas de asombro cuando hizo una comparación disparatada, «que pasa cuando una perrita que tenemos queda embarazada, no la llevamos al veterinario para que aborte» comentó. El polémico diputado salteño Olmedo fue mucho más lejos en lo grotesco proponiendo crear un cementerio para sepultar a los fetos abortados. Sobre el cierre de la jornada la diputada Graciela Camaño (vota en contra), hablando en nombre del bloque del Frente Renovador, habló de la responsabilidad que tiene la dirigencia política en no profundizar la división de la sociedad y felicitó a los tres legisladores de izquierda por su honestidad intelectual al fijar su posición pro-aborto en campaña electoral. Agustín Rossi, titular de la bancada del Frente Para la Victoria, se sintió conmovido por la movilización que acompañó el debate, habló de la revolución de los hijos en relación a la cantidad de adolescentes que tomaron posición activa en este tema, y le pidió a sus pares salir de la zona de confort. La diputada del PRO Silvia Lospennato, apoyando con firmeza el apoyo a la despenalización señaló, «vine a la política para hacerme cargo de los problemas y se que todos en esta cámara tienen la misma intención» y después pidió sacar de la clandestinidad al aborto nombrando una lista de mujeres que acompañaron la lucha. Lospennato concluyó su muy buena pieza oratoria casi en llanto y levantando su brazo izquierdo al grito «que sea ley».