Fuentes judiciales y vinculadas a la investigación le indicaron a la agencia Télam que en la noche del lunes se terminó de definir que no todos los estudios realizados, tras la autopsia realizada con el cuerpo de Diego Maradona, se hagan en un mismo sitio. La sangre, la orina y los hisopados que fueron tomados y hasta el corazón completo de Diego Armando Maradona, cuyo peso fue del doble de uno normal, comenzarán a ser analizados este miércoles en distintos laboratorios como parte de los peritajes complementarios solicitados por los médicos forenses que hicieron la necropsia, informaron fuentes judiciales.

Se trata de los estudios toxicológicos, mediante los cuales se buscará determinar si Maradona tenía rastros de haber consumido alcohol, drogas o alguna otra sustancia en las horas previas a su muerte, y de los histopatológicos, que son aquellos que estudian en forma microscópica los órganos y tejidos.

La mayoría de los peritajes comenzarán el miércoles a las 8 en la sede central de la Superintendencia de Policía Científica de la policía bonaerense en la ciudad de La Plata, ubicada en avenida 52 y calle 117.

Quienes viajarán a la capital provincial para controlar en persona la apertura de las muestras serán dos de los fiscales que integran el equipo y firman la causa: Laura Capra, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Benavídez, y el fiscal general adjunto de San Isidro, Cosme Iribarren.