La Legislatura porteña aprobó este jueves, con 49 votos a favor y 9 en contra, una ley por la que crea el primer código electoral de la Ciudad de Buenos Aires tras 22 años de haber sancionado su autonomía.

El código establece, entre otras cosas, que será el jefe de gobierno quien proponga si las elecciones se realizan en forma conjunta con la nación o desdobladas. Si esta última es la opción, tendrá que anunciarlo con 185 días de anticipación. También contempla, la paridad de género y el debate público obligatorio de los candidatos. El diputado Diego Marías (Vamos Juntos) aclaró, ante la consulta de CP, que este código comenzará a regir a partir de 2021 salvo algunas excepciones como la paridad de género y la opción de ir desdobladas o no. “Es por algo operativo, no conceptual” aclaró destacando que Rodríguez Larreta tendrá que definir la fechas de las elecciones del año próximo 185 días antes de su realización, en caso de no realizarlas con la nacional. La diputada Natalia Fidel (Vamos Juntos) remarcó el consenso que tuvo el proceso “Estamos trabajando en este tema desde hace varios meses. Hemos llegado a acuerdos sobre los puntos que aparecían como más conflictivos”. Con el nuevo Código se crea el Instituto de Gestión Electoral que tendrá un director (aprobado por la Legislatura con el 2/3 de los votos) y un suplente, y en segundo término habrá un Tribunal Electoral. El código electoral plantea el empadronamiento automático de inmigrantes para que los residentes de más de tres años puedan votar, un ejercicio que será optativo y no obligatorio. Esta novedad afecta a unas 300 mil personas. En cuanto al sistema de votación se mantendrá la boleta única de papel con posibilidad de incluir tecnología. Queda pendiente para más adelante el financiamiento de partidos. Se mantiene el esquema actual, es decir financiamiento público con personas físicas. Quienes marcaron nuevamente distancia política del gobierno porteño fueron los integrantes del bloque radical de Evolución. Pese a la promocionada alianza Cambiemos, sellada en la Ciudad en el mes de agosto, volvieron a poner distancia de las iniciativas que impulsa Rodríguez Larreta. Votaron en contra manifestando su oposición, entre otras cosas, a la creación de un Instituto unipersonal y en contra del sistema de boleta electrónica.