Las ruidosas movilizaciones, durante varias jornadas, de artistas independientes con originales protestas frente a la Legislatura Porteña, fueron determinantes para que el Ministerio de Cultura de la Ciudad junto a legisladores oficialistas introdujeran cambios en el proyecto que impulsan con la intención de modificar el Código Contravencional que tienen los porteños. Esa propuesta, entre otras cosas, intenta regular la actividad artística en la vía pública y de los espacios culturales.El titular de la comisión de justicia de la Legislatura, el diputado Daniel Presti, del bloque Vamos Juntos, destacó que “se introdujeron modificaciones en el artículo 85 del proyecto de Ley 1664-J-18 con el objetivo de cuidar al colectivo de trabajadores y dejar expresado que el arte callejero no es contravencional”, agregando también que “el ensayo o práctica de música fuera de los horarios de descanso (siempre que se usen equipos de amortiguación y en los lugares habilitados para ello tanto al aire libre como en espacios culturales) no constituye contravención”.

Los cambios ya fueron anunciados en una reunión que tuvo lugar en la Casa de la Cultura de la que participaron el presidente de la Comisión de Cultura de la Legislatura Omar Abboud, el presidente de la Comisión de Educación Maximiliano Ferraro y el legislador Claudio Cingolani. Además de los representantes de las organizaciones de la cultura independiente Movimiento de espacios culturales y artísticos (MECA), Cámara de clubes de música en vivo (CLUMVI), Frente de artistas ambulantes organizados (FAAO), Sociedad Argentina de Músicos (SADEM), Sindicato de trabajadores del espectáculo público y afines (SUTEP) y Abogados Culturales.

“Escuchamos las preocupaciones de los distintos artistas callejeros y de los centros culturales y nos pusimos a trabajar en una solución destacando además que nunca fue la intención del proyecto en su origen, en su naturaleza y en su elevación a la Legislatura perjudicarlos de manera alguna”, comentó el legislador Daniel Presti en la reunión.