El gobierno enviará una misión a Washington para participar, entre jueves y viernes, de la Asamblea Anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) donde se diseñarán, entre otras cosas, las nuevas directivas para la economía de nuestro país.

Este martes se subirán al avión el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quienes explicarán el caso argentino ante los representantes de los organismos financieros. Los popes de estos organismos delinearán el rumbo de sus determinaciones para imponer en las regiones más empobrecidas del planeta. Lo harán público a través del ya tradicional informe sobre “Perspectivas Económicas Mundiales” donde reflejan su pensamiento sobre cada país integrante del FMI y BM. Los funcionarios argentinos buscarán ratificar la llegada de dólares acordada con el FMI, unos 57 mil millones (50 mil millones hasta este año y solo 7 mil para la gestión del próximo gobierno) que tienen como objetivo evitar una corrida que devalúe aún más el peso argentino.