Los argentinos tendremos otro domingo con múltiples elecciones provinciales que se desarrollarán en Santa Fe, San Luis, Formosa y Tierra del Fuego.

En Santa Fe tres fórmulas buscarán la adhesión de 2.669.708 de votantes habilitados que elegirán Gobernador y Vice, 69 diputados y senadores provinciales; 45 intendentes (45) con sus respetivos concejales. Esta cantidad de votantes santafesinos representa el 8,1% del padrón nacional. En las primarias de abril, el peronismo a través de sus candidatos del «Frente Juntos» obtuvo 704.168 votos (39,90%). El desafío de Omar Perotti será mantener ese caudal de votos que le aseguraría la gobernación que esta en manos del socialismo. El oficialismo provincial presenta a Antonio Bonfatti que, desde el Frente Progresista, Cívico y Social, cosechó un 28,92% y fue el más votado en lo individual. En el tercer lugar quedó la fórmula encabezada por José Corral (Cambiemos) que consiguió el 18,30% de las voluntades.

La provincia de San Luis, que no tiene primerias, presenta una situación muy particular. Por primera vez los hermanos Rodríguez Saa van separados. El actual gobernador Alberto Rodríguez Saá buscará la reelección al enfrentarse a Adolfo. Ambos están encuadrados dentro del peronismo. El senador Claudio Poggi, representa la tercera fuerza con el apoyo de la alianza Cambiemos.

En Tierra del Fuego la gobernadora Rosana Bertone se presenta a la reelección por Unidad Fueguina, que representa la unión de diferentes corrientes del peronismo local. Gustavo Melella que actualmente es el intendente de Río Grande, se postula por “Concertación Forja”, una alianza con el Movimiento Popular Fueguino (MPF).

En Formosa buscará su reelección por octava vez el peronista Gildo Insfrán. Tiene como principal rival a Adrián Bogado, que cuenta con el apoyo de la alianza Cambiemos.