Tras conocer el fallo de la jueza María Carolina Castagno ordenando el desalojo inmediato del predio denominado Casa Nueva, que está inmerso en una disputa millonaria de herencia familiar, Dolores Etchevehere comunicó a través de un video que la resolución judicial es producto de la presión que ejerce el poder de sus hermanos. «Me van a sacar muerta», señala en un momento en esa comunicación mientras la policía provincial se prepara para abordar el ingreso al casco de estancia donde también hay un pequeño grupo de personas que son parte del Proyecto Artigas.

El procedimiento que realiza la policía siguiendo las indicaciones judiciales establece una primera comunicación para que en un plazo de horas Dolores y el resto de las personas que se e encuentran en el lugar lo abandonen. Por lo que se espera que este mismo jueves se realice el operativo.