El empuje hacia su cotización más alta llevó al dólar a pegar un salto de $1,5 para cerrar este jueves en $23,30 después de haber tenido un pico de $23,50. La batería de medidas del Banco Central fue subir la tasa a 33,25 y vender 400 millones de dólares de sus reservas.

La preocupación oficial llevó a una reunión de gabinete en la que participó Elisa Carrio para analizar la escalada de la cotización de la moneda estadounidense y las consecuencias inflacionarias que traerá.