Los paños fríos aplicados este viernes por el equipo económico del gobierno apenas entibiaron la fiebre del dólar. Una tasa del 40%, que garantiza mayor endeudamiento, permitió una baja de 0,70 centavos en la cotización de la divisa estadounidense en relación al cierre del jueves. Cotizó en 22,30, un 6,6% más en relación de la cotización del miércoles sin intervención del Banco Central que lleva liquidados de sus reservas la friolera de 7.700 millones de dólares desde marzo. Queda saber que sucederá el próximo lunes después de la espectacular toma de ganancias de grupos económicos que esta semana giraron al exterior lo extraído a la reserva nacional.