El dólar sufrió este viernes la mayor caída semanal en más de 6 meses. Lo bajaron un 3,7% para colocarlo a $ 43,29 lo que representa un retroceso de 61 centavos. Desde la city porteña se aseguraba que la baja fue por la oferta de divisas que planteo el sector cerealero.
Pese a la incertidumbre que persiste en el campo inversor, con un riesgo país que está por encima de los 800 puntos básicos, la moneda norteamericana dejó cierto alivio al equipo económico con este retroceso. El Banco Central mantuvo una tasa alta, por encima del 66% en la subasta de las Leliq.