La Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados le dio dictamen de mayoría al proyecto de ley que establece un aporte solidario y extraordinario para morigerar los efectos de la pandemia. El proyecto fue respaldado por 27 diputados de un total de 49, luego de una votación realizada a viva voz en la videoconferencia de trabajo.

El titular de la Comisión, Carlos Heller, reiteró las últimas modificaciones al texto y aclaró que se descartó incluir a los no residentes y dueños de empresas multinacionales en el aporte solidario. “En la escala más alta, hay 253 personas que aportarían casi la mitad del total estimado que produciría el aporte”, dijo Heller.

El proyecto propone que las personas con un patrimonio superior a 200 millones de pesos hagan una contribución obligatoria por única vez. Un informe enviado por la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, estimó que el universo de personas alcanzadas por el aporte solidario sería de 9.298 contribuyentes. En tanto, el monto recaudado por el Estado sería de más de 307 mil millones de pesos.

Desde el interbloque de Juntos por el Cambio rechazaron el proyecto del oficialismo y presentaron un dictamen de minoría. En nombre de la bancada, Luis Pastori (UCR) volvió a rechazar la denominación del aporte al considerar que se trata de un “impuesto” e insistió en la “confiscatoriedad que se puede dar por la múltiple imposición” de tributos.

Lo recaudado será destinado en un 20% a insumos sanitarios en el marco de la pandemia; 20% a subsidios a MiPyMES para ayudar a conservación del empleo; 20% destinado al programa de becas educativas Progresar; 15% para el Fondo de Integración Sociourbana, orientado a urbanización de asentamientos y barrios populares; y un 25% a un programa de exploración, desarrollo y producción de gas natural, conjuntamente con YPF.