La totalidad de los gobernadores de todo el país más el jefe de Gobierno porteño salieron a respaldar la oferta que realizó el gobierno nacional a los bonistas para reestructurar la deuda externa. Así lo manifestaron los 24 mandatarios regionales a través de un documento transformado en una solicitada publicada en la mayoría de los diarios.

Se trata de un mensaje inequívoco de unidad ante la amenaza que representan los grupos tenedores de bonos argentinos que deben responder esta semana si aceptan o no la propuesta que incluye quita y extensión de plazos con un período de gracia de tres años.

«Las fuerzas políticas en su conjunto tenemos que hacer el mayor esfuerzo posible y dar todo el apoyo para que Argentina pueda redefinir sus compromisos de forma sostenible de modo de poder cumplir con sus obligaciones y evitar la cesación de pagos o default», señala el comunicado de los representantes de las distintas provincias.