Empresarios y trabajadores respaldaron este lunes la propuesta de renegociación de la deuda pública formulada por el Gobierno nacional a los bonistas internacionales. Lo hicieron visitando al presidente Alberto Fernández en la residencia de Olivos el mismo día que todos los gobernadores del país publicaron una solicitada en el mismo sentido.

El mandatario agradeció el apoyo señalando que esto “demuestra la vocación de estar juntos”, calificando de “históric el acuerdo salarial que firmaron entre las partes la semana pasada.

En relación a la propuesta argentina de renegociación de la deuda, el Presidente explicó: “Estamos buscando una solución para siempre, que dure, y que no nos postergue más, que no nos haga retroceder”.

Durante el encuentro, el mandatario estuvo acompañado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello, y el asesor presidencial, Juan Manuel Olmos.

Asistieron a la reunión, los presidentes de la Unión Industrial Argentina, Miguel Acevedo; de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina; de la Asociación de Bancos Argentinos, Javier Bolzico; de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Adelmo Gabbi; de la Cámara Argentina de Comercio, Jorge Di Fiori; y de la Cámara Argentina de la Construcción, Iván Szczech.

Por la CGT, estuvieron presentes Héctor Daer, de la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA); Carlos Acuña, del Sindicato de Obreros de Estaciones de Servicio, Garages, Playas de Estacionamiento Y Lavaderos de Autos (SOESGyPE); y Gerardo Martínez, de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA).

Participaron también Andrés Rodríguez, de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN); Víctor Santa María, del Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (SUTERH); José Luis Lingeri, del Sindicato Gran Buenos Aires de Trabajadores de Obras Sanitarias (SGBATOS); Armando Cavalieri, de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS); y Antonio Caló, de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM).