Los argumentos presentados en el proyecto para el endeudamiento por 305 millones de dólares, que Horacio Rodríguez Larreta le envió a la Legislatura Porteña, para poder concluir con tres obras en ejecución, levantaron polvareda puertas adentro de la alianza Cambiemos.

Lo expresado ahí resulta ser un tiro por elevación al gobierno nacional ya que textualmente expresa que el pedido de este dinero “obedece a que la asistencia proveniente Estado Nacional no está desarrollándose plenamente, a la vez que se halla sujeta a condicionamientos que obstaculizan su efectividad”. Claudio Romero, legislador porteño del PRO que integra la Comisión de presupuesto de la legislatura, consultado por CP explicó que “el proyecto que envía el Poder Ejecutivo de estos 305 millones de dólares es para culminar tres grupos de obras que ya están en marcha. Cuando una obra está en marcha y no se concluye por falta de financiamiento, ya sea porque la plata tenía que venir de otra fuente que no era la fuente misma del presupuesto de la ciudad, es mucho más costosa pararla y reiniciarla que endeudarse”.

El monto que se solicitará a organismos nacionales o internacionales es para el financiamiento del Proyecto de Modernización de la línea D (Etapa I) de la red subterráneos  (U$S 105.000.000); para los Procesos de Integración Socio – Urbana en el ámbito de la Ciudad (U$S 100.000.000); y para las obras y gastos asociados a los proyectos de los viaductos Ferroviario del Ferrocarril General San Martín y Mitre (U$S 100000.000).