Quedó derogado un decreto de la gestión del expresidente Mauricio Macri que estaba relacionado a la Ley N° 25.871 que establece el régimen de la política migratoria argentina. Esta ley dispone reglas de admisión, ingreso, permanencia y egreso de personas, así como los derechos y obligaciones de los extranjeros y las extranjeras que desean habitar en el país.

En los fundamentos de este decreto firmado por el presidente Alberto Fernández y publicado este viernes en el Boletín Oficial, se señala que las normativas derogadas «resultan irreconciliables con la Constitución Nacional y con el sistema internacional de protección de los derechos humanos», por lo que se restituye «la vigencia de las normas modificadas, sustituidas o derogadas por el Decreto N° 70 del 27 de enero de 2017» y dispone la creación de una «Comisión Asesora de Política Migratoria» que deberá «proponer medidas no vinculantes relacionadas con la aplicación y actualización de la Ley de Migraciones N° 25.871».

Los fundamentos del Decreto también cita como parte de los principios irreconciliables con la Constitución Nacional que fueron deregoados, «la violación al principio del debido proceso, al derecho a contar con asistencia y defensa legal, la restricción a un control amplio y suficiente del poder judicial sobre los actos de la autoridad administrativa, la amplitud con la que se prevé la retención preventiva del y de la migrante sin definir las causas que la habilitan y la restricción a los derechos de reunificación familiar y dispensa por razones humanitarias».