A través de una resolución publicada este martes en el Boletín Oficial la nueva ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, dejó sin efecto el protocolo que había establecido su antecesora, Patricia Bullrich, para el uso de armas de fuego, el uso de pistolas de descarga eléctrica, la creación del Servicio Cívico Voluntario en Valores en el ámbito de la Gendarmería.

“Subyace una inadmisible desconsideración del estándar de la legítima defensa, vulnerando sus exigencias y alcances al amparo de una justificación que pretende fundarse en el deber policial de hacer cumplir la ley”, explicó Fréderic quien también derogó una normativa interna que le permitía a las fuerzas de seguridad exigir DNI a sin justificación en los trenes. Sobre la utilización de armas de fuego letales la ministra resaltó que las fuerzas de seguridad las podrán utilizar “sólo cuando sea estrictamente inevitable para proteger una vida”.