La presidenta del PRO Patricia Bullrich y el diputado Nacional Fernando Iglesias, dos de los principales abanderados de la marcha del odio que este 9 de Julio salió manifestarse contra el gobierno desencadenando hechos de violencia como los sufridos por periodistas que cubrían los acontecimientos, fueron denunciados penalmente por un abogado, José Luis Ferrari, que los acusa de los delitos incitación a la violencia y daño agravado, por el brutal ataque contra periodistas y el móvil del C5N en el Obelisco.

El denunciante afirma que hubo un llamado a una desobediencia civil buscando un enfrentamiento violento. “Hay manifestaciones previamente hechas, como las de Mauricio Macri, donde dijo que se vive una democracia sin derechos”, relató Ferrari en una nota realizada en el canal C5N.