El juez en lo Comercial Javier Cosentino decretó la quiebra de la empresa Oil Combustibles. El fallo también dispone prorrogar la intervención de la compañía por 60 días, la continuidad productiva de la empresa, el pago de salarios y mantención de los puestos de trabajo.

También dispone el desapoderamiento de los bienes de los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa y los activos quedan a cargo de la Justicia. También abre un período de 72 horas, a partir de la notificación por nota de la presente, a fin de que potenciales inversores privados interesados en la eventual adquisición de la empresa en marcha, presenten sus propuestas en autos en sobre cerrado y debidamente individualizado para su correcta identificación, o lo hagan de considerarlo pertinente, a los interventores designados en la causa.