El médico de Diego Armando Maradona, Leopoldo Luque, llegó este lunes a los tribunales de San Isidro para declarar espontáneamente ante los fiscales que investigan las circunstancias en las que se produjo la muerte del astro futbolístico. Acompañado por su abogado, Julio Rivas, el neurocirujano ingresó al edificio judicial para tomar contacto con los fiscales y el expediente caratulado «homicidio culposo».