En un restaurante de Parque Patricios un comensal al ver que estaba en otra mesa concluyendo su almuerzo el Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, lo abordó. Abrió el portafolio que llevaba, extrajo una notable cantidad de cheques y se los mostró. Paciente Larreta escuchó a quien se presentó como viajante de comercio “todos estos cheques me vinieron rechazados, esto no pasaba antes, la cadena de pagos está rota”, comentó con angustia el interlocutor.

Esta escena ocurrió hace pocas semanas. Hoy la situación planteada por el corredor, como un acto desesperado ante Larreta, tiene cifras alarmantes. En el octavo mes del año la cantidad de cheques rechazados por falta de fondos ascendió a algo más de $4.500 millones, lo que representa el 1,2% del total de dinero que pasó por la cámara compensadora durante el período, según datos del Banco Central. Es una cifra que representa el doble de la registrada en agosto de 2017, cuando fue de $2.250 millones. En el octavo mes del año pasado el monto de rechazos representó el 0,7% del total en cámara compensadora.