Desde la residencia de Chapadmalal y por videoconferencia el presidente Alberto Fernández participó de la cumbre del G20 donde advirtió que el mundo transita hacia niveles alarmantes de desigualdad y propuso atacar con una estrategia global, coordinada y solidaria que permita construir un mundo más equilibrado e integrado. “Ya he conversado con otros líderes para avanzar en un Pacto de solidaridad global y en la creación de un Fondo Mundial de Emergencia Humanitaria. Con ese espíritu debemos, también, garantizar el acceso de toda la humanidad a la vacuna”, propuso el primer mandatario.

En esa misma dirección Fernández planteó la construcción de un “futuro inclusivo, sostenible y resiliente”, tal como indica el lema de esta cumbre virtual organizada por Arabia Saudita, dependerá de la capacidad que tengamos como naciones de comprender que vivimos en una casa común y que en ella nadie se salva solo. También, consideró que para apuntalar la recuperación se debe incrementar «la inversión de calidad en infraestructura, con el objetivo de aumentar la productividad, la creación de empleo y lograr un crecimiento sólido, equilibrado e inclusivo» en el mundo.