En menos de 24 horas, y en virtud de la emergencia sanitaria, la justicia porteña resolvió rechazar un recurso de hábeas corpus en sus dos instancias.

La Sala de turno la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Contravencional y de Faltas, conformada por Marcelo Vázquez, Fernando Bosch y Elizabeth Marum, confirmaron lo resuelto en la primera instancia durante el transcurso del mismo domingo, a raíz del pedido que interpusieron mediante correo electrónico una acción de habeas corpus, en el entendimiento de que se veía afectada su libertad personal y como consecuencia, su salud y su vida. Por ese motivo, requirieron que «se les autorice el desplazamiento con su propio vehículo a la localidad de Costa del Este, a fin de cumplir en ese lugar el aislamiento obligatorio dispuesto por el Poder Ejecutivo».

Los camaristas entendieron que «no existe un acto u omisión de la autoridad pública de los contemplados en el artículo 3 de la Ley 23.098 que admita su procedencia». El juez interviniente en la primera instancia, rechazó la presentación y argumentó que «no existe una restricción, limitación o amenaza actual de la libertad ambulatoria (…) y elevó las actuaciones a la Cámara».

La Sala recordó que todos los ciudadanos deberán permanecer en sus residencias habituales o en la residencia en que se encuentren y ratificó que «siendo la finalidad de la medida de excepción la de prevenir la circulación social del COVID-19 y la consiguiente afectación a la salud pública, con impacto fundamental en el derecho a la vida y a la integridad física, no pueden admitirse otras excepciones a las previstas en la propia norma o en aquellas relacionadas que fueron emitidas con posterioridad».