Dirigentes políticos, sociales y funcionarios de distinto rango se manifestaron en forma crítica contra la determinación de la Corte Suprema de Justicia que en las últimas horas y con llamativa celeridad, en comparación con sus tiempos históricos, ratificó la condena a Amado Boudou. También hubo, este viernes, una concentración frente a Tribunales en defensa de Boudou (foto).

El Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, se manifestó desde su cuenta en twitter señalando: «Amado Boudou, como cualquier otro ciudadano, merece que sus derechos no sean pisoteados. La Corte debía hacerse cargo de un proceso plagado de irregularidades y arbitrariedades», agregando en un segundo mensaje, «hasta que no logremos un funcionamiento claro y honesto del Poder Judicial en su conjunto, la sociedad entera será rehén de la duda y la desconfianza. Necesitamos juicios justos para volver a confiar».

No pocos observadores del mundillo judicial hicieron notar la rapidez de la resolución, atendiendo que otras causas de tenor similar a esta de Boudou (una de Menem inclusive) llevan años esperando una resolución del máximo poder judicial de la Nación. La de Boudou estaba para su resolución hace poco más de un año. Descartan que se trató de una demostración del poder, «hacen saber así del daño que pueden causar», le planteó a CP un reconocido jurista.

La condena de Boudou a 5 años y 10 meses de prisión fue confirmada en septiembre del año pasado por la Cámara Federal de Casación Penal y fue entonces que el exvicepresidente presentó un recurso para que la Corte revocara su condena.