Tras el fallo de la corte Suprema rechazando tratar el pedido realizado por la vicepresidenta, en relación de la validez de las sesiones virtuales que pueda tener el Senado, Cristina Fernández interpretó que cubría las expectativas sobre la legalidad de las mismas.

Así lo hizo saber la Vicepresidenta este sábado al señalar, a través de su cuenta de twitter, que «nadie podrá cuestionar esa modalidad para la sanción de leyes» atendiendo a que en su resolución los cinco jueces del máximo tribunal interpretaron que el Senado tiene “todas las atribuciones constitucionales para interpretar su propio reglamento en cuanto a la manera virtual o remota de sesionar, sin recurrir a la Corte Suprema de Justicia de la Nación; por lo cual se rechaza la acción incoada”.