Este lunes a las 10:00 la ex presidenta Cristina Fernández vuelve a los tribunales de Comodoro Py, citada una vez más por el juez Claudio Bonadío que la indagará en ocho causas donde aparece involucrada.

La posición acusatoria contra la actual senadora nacional en estas causas se ha debilitado notablemente en los últimos días a partir de la detención del supuesto abogado Marcelo D´Alessio. El juez federal de Dolores que lleva esta causa, Ramos Padilla, realizó allanamientos en su casa y secuestró, entre otros elementos, computadoras y teléfonos celulares que han sido peritados y cuyos informes se esperan de un momento a otro. Los resultados, según adelantan crónicas periodísticas de este domingo, confirman una relación fluida entre el fiscal Carlos Stornelli y D´Alessio. El empresario que denunció la extorsión no sería el único que sufrió esa pesadilla en causas judiciales que apuntan directa e indirectamente a Cristina Fernández. Con el escándalo de las extorsiones a Bonadío se le cae buena parte del entramado judicial que se armó para acorralar judicialmente a la ex presidenta. Más aún, la situación podrá revertirse tanto contra Stornelli como el propio Bonadío. Una de las causas reconocida como de gas licuado, por la que está detenido el ex ministro Julio De Vido, caído el principal elemento acusatorio que era un peritaje que terminó siendo demostrado como trucho, se sostiene por una reciente declaración del propio D´Alessio contra Cristina Fernández y De Vido. En la indagatoria de este lunes este dato no será ignorado por la senadora.