Una multitud se congregó en el corazón turístico de Mar del Plata, sobre el Boulevard Marítimo, para escuchar durante una hora a Cristina Fernández. Si bien la presentación estaba ligada a la promoción de su libro “Sinceramente”, poco y nada se habló de él.

La senadora desplegó un mensaje tan amplio como crítico, comparando al modelo económico actual del gobierno de Macri con el de la dictadura militar. Se peguntó como es que hay empresarios que les gusta más este modelo, “hay mucho prejuicio en el empresariado” señaló después de comentar que las empresas ganaron más durante los años de su gobierno. Ingresando más en el terreno económico ironizó al señalar, “este es un régimen no capitalista porque la gente no puede comprar lo que necesita, lo que quiere” para comparar con sus tiempos en la Casa Rosada aseverando que “capitalismo fue cuando Axel estaba como ministro de economía y se podía consumir”. También observó lo que sucede cuando cae el consumo y los empresarios buscan alternativas como segundas y terceras marceas, y hasta promocionan extrañamente “productos lácteos que contienen leche”. Resaltó que “la gente compra 100 pesos de carne o 30 de pan” como una muestra que no les alcanza para llegar a fin de mes. En otro momento de su exposición se preguntó “¿Dónde están los 160 mil millones de dólares que entraron a la Argentina”, si hay gente durmiendo en la calle y fábricas cerradas? También definió como un disparate los procesamientos y persecución judicial que sufre recordando que junto a Axel Kicilloff,“fuimos citados y procesados por dólar futuro”. En otro segmento se refirió a María Eugenia Vidal: «Me asombró que la gobernadora haya dicho que la desocupación aumentó porque aumentó la población. Un disparate total».