Los brotes xenofóbicos se acrecientan en Londres contra personas de habla hispana. Una mujer fue brutalmente golpeada esta semana, mientras viajaba en tren, por un individuo de unos 50 años que la increpó después de escuchar que estaba hablando en inglés.

Según relatan diarios como The Independent el victimario se acercó con violencia a la mujer, le gritó, “debes hablar en inglés, estamos en Inglaterra, no debes hablar otros idiomas” y después le pegó un trompazo en el rostro cuando el tren transitaba cerca de la estación Dalston Kingsland. Frente a la agresión un pasajero accionó el freno de emergencia, pero el atacante huyó, según relataron testigos. El diario también señala que una persona de 56 años fue arrestada acusada de esta agresión. Este tipo de situaciones vienen repitiéndose últimamente manteniendo en alerta a las fuerzas policiales de Inglaterra y Gales, donde se han producido hechos similares en medios públicos. En abril pasado en el metro de Londres fue trompeada otra joven de 24 por el mismo motivo, hablar en español, con la particular curiosidad que sus agresores fueron dos mujeres de raza negra. Ambas fueron detenidas y la policía especial del transporte en metro definió el ataque como atroz ya que la víctima recibió golpe en la cabeza y le cortaron el rostro. Analistas refieren a que este crecimiento se potenció tras los debates por el Brexit, cuando en junio de 2016 los británicos fueron convocados a un referéndum bajo la pregunta si quieren permanecer o no dentro de la Unión Europea. Por estrecho margen ganó el no (17.410.742 contra 16.577.342, el 72% de quienes podía emitir su voto). Los británicos se alejaron después de permanecer en la comunidad económica europea por 43 años. Aquellos encendidos debates sacaron a relucir las miradas más reaccionarias y xenofóbicas que terminaron imponiéndose en las urnas, dejando secuelas de violencia como la soportada por esta mujer atacada mientras viajaba en el tren.