Un numeroso grupo de trabajadores de la salud de la ciudad de Buenos Aires, se manifestaron en las puertas del parlamento porteño, para expresar su repudio a la ley sancionada este jueves que tipifica distintas disciplinas relacionadas con las tareas de los profesionales en los hospitales públicos.

En la sesión ordinaria el bloque oficialista logró reunir 36 votos (19 en contra) para aprobar esta ley de Profesionales de la Salud con el solo apoyo del bloque radical de Evolución. El resto de los espacios políticos manifestaron su oposición, coincidiendo todos en que ha tenido un llamativo tratamiento exprés. El diputado Javier Andrade (Unidad Ciudadana) destacó “esta ley tiene 160 artículos, no hubo posibilidad de discutir en comisión artículo por artículo” y enfatizó “los que pierden con este proyecto son los trabajadores.” Por su lado Fernando Vilardo (Autodeterminación y Libertad) remarcó que se está desfinanciando la salud pública en la ciudad; en tanto que Gabriel Solano (Frente de Izquierda) observó que se reitera cada vez más el vallado policial en derredor de la legislatura “las movilizaciones populares van creciendo porque se afectan derechos fundamentales del pueblo de la ciudad”. Victoria Montenegro (Unidad Ciudadana) mostró fotos después del derrumbe de un techo en el hospital Enrique Tornú, y otra del Durand con mampostería caída. Lo hizo mientras denunciaba, “así trabajan los profesionales en nuestros hospitales”. El socialista Roy Cortina puso énfasis en la responsabilidad del Poder Ejecutivo por un proyecto que tuvo tratamiento veloz. El oficialista José Luis Acevedo tuvo a su cargo la defensa, solitaria dentro de su propio bloque, de la iniciativa. En su breve participación expresó que 48 días fueron suficientes para debatir la propuesta que ingresó el 12 de setiembre en la Legislatura. “Porque no hicieron antes estos cuestionamientos”, le preguntó a los opositores y expresó sentirse orgulloso de la atención sanitaria que ofrece la ciudad.