Por esta horas la delegación de funcionario argentinos que llegó a Washington el domingo inicia la primera de la serie de reuniones con los técnicos del Fondo Monetario Internacional por la renegociación de la deuda contraída por Mauricio Macri en 2018.

En 12 días más el gobierno debe desembolsar más de 1.800 millones de dólares de un nuevo vencimiento (uno similar ya afrontó en septiembre) y el año próximo la sucesión de pagos a comprometidas por la gestión anterior alcanzan los 19.000 millones de dólares, una cifra imposible de afrontar.

Encabezan la delegación argentina el director para el Cono Sur ante el directorio del Fondo, Sergio Chodos, junto al viceministro Fernando Morra, el subsecretario de Finanzas Ramiro Tosi y el vicepresidente del Banco Central, Jorge Carreras. Llegaron con la intención de establecer los ´detalles de los últimos ítems en la renegociación. El gobierno intenta acordar con el organismo antes de fin de año.