La Agencia Gubernamental de Control y el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, junto con la Policía de la Ciudad y el Ministerio Público Fiscal porteña realizaron más de doscientas inspecciones en locales nocturnos y boliches bailables y se efectuaron 15 clausuras.

Los operativos se llevaron a cabo en diferentes barrios de la Ciudad para verificar el cumplimiento del Decreto 140/2020, relacionado a la pandemia del Coronavirus (COVID-19), y clausuró tres establecimientos. Durante los operativos, en los que inspectores junto a fiscales recorrieron la Ciudad sin embargo, se constató que la gran mayoría de los locales nocturnos cumplían con la reglamentación vinculada al Coronavirus.

El gobierno porteño informó que uno de los boliches bailables clausurados fue Ivanoff (Rivadavia al 7500) que estaba abierto al público pese a la prohibición vigente. Este boliche fue el mismo que a fines del mes pasado fue clausurado por la permanencia de mujeres menores de edad en el local que oficiaban de “presencia” y era promocionado en las redes sociales para “fiestas privadas”.

El otro local clausurado fue el bar Carnal (Niceto Vega 5500) en virtud de que superaba la capacidad de 200 personas establecida por el decreto 140.