Por el brote de hantavirus que afecta la provincia el ministro de salud de Chubut, Adrián Pizzi (foto), adelantó la intención de recurrir a un aislamiento forzoso de potenciales contagiados por el virus para que no tomen contacto con el resto de la población. La enfermedad ya produjo nueve muertes y reportó 24 casos positivos.

Hay un alerta sanitaria en la provincia que tiene como la localidad más afectada Epuyén (4 mil habitantes), cuyo, Antonio Reato, resolvió la «suspensión de todas las actividades grupales en espacios municipales por el período de cuarenta días corridos». Pizzi buscó llevar tranquilidad a la población pidiendo, también a los medios, responsabilidad a la hora de informar sobre el tema “Hemos visto que circula información falsa o errónea por redes sociales y medios de comunicación. Estamos comunicando todos los días el estado de situación, la cantidad de casos y las medidas de prevención”, aseguró este jueves. Desde la cartera de salud se explicó que la principal vía de transmisión es aérea. El roedor infectado elimina el virus a través de las secreciones, eso se aerosoliza y es lo que respiramos. Ahí comienza. La transmisión interhumana es la menos frecuente.