El titular del juzgado n.º 17 en lo Contencioso Administrativo y Tributario, Marcelo Segón, hizo lugar a la demanda iniciada por un hombre que reclamaba el resarcimiento de los daños y perjuicios sufridos en un automóvil de su propiedad, tras la caída de un árbol en la calle Baigorría 4802, durante una tormenta.

Un fallo que ratifica la responsabilidad del gobierno porteño sobe el mantenimiento del arbolado público. El magistrado condenó al Gobierno de la Ciudad a abonar al afectado la suma de 74.708 pesos –más intereses- por daño material y privación de uso del vehículo. En primer lugar, recordó que “el arbolado ubicado en las aceras integran el dominio público de la demandada”, y que “la falta de poda que hace al mantenimiento del arbolado público da cuenta que es el estado de la cosa involucrada lo que la convierte en apta para provocar un perjuicio a los transeúntes»