La Cámara de Casación, integrada por los jueces Ana María Figueroa, Diego Barroetaveña y Daniel Petrone, hizo lugar por unanimidad al planteo de la defensa de Cristina Fernández y rechazó el pedido de desafuero con prisión preventiva que pesaba sobre la Vicepresidenta, que había solicitado el fallecido juez Federal Claudio Bonadío, en el marco de la causa de las fotocopias de los cuadernos.

Así lo manifestó este tribunal en un extenso fallo de 107 páginas en el que criticaron duramente la medida solicitada por Bonadío. La jueza Figueroa en su argumentación señaló que la prisión preventiva “ha sido dictada de manera arbitraria y en flagrante violación de la manda constitucional”.Los integrantes de la Cámara entendieron que no hay riesgos procesales que fundamenten privar de su libertad a Cristina Fernández. De esta forma ya no rige ninguna orden de detención para la vicepresidenta.