Elisa Carrió no deja de generar conflictos puertas adentro de la alianza Cambiemos. Ahora se despacho contra uno de los socios del gobierno, el radicalismo, chicaneándolos ubicándolos en un lugar poco jerárquico dentro de la sociedad que comanda los destinos del país. “Los radicales van a para después sentenciar que es ella quien comanda la alianza, “tienen que reconocer que están con una ex miembro que los maneja desde afuera.” La diputada realizó estas declaraciones durante el Foro Anual del Consejo Empresario de Entre Ríos, desarrollado en la ciudad de Paraná. Casi de inmediato comenzaron a llover las quejas de los radicales por estas expresiones. Ricardo Alfonsín le reclamó al titular del partido, el mendocino Alfredo Cornejo, que dé explicaciones por las expresiones de la líder de la Coalición Cívica. Por su lado el diputado radical Atilio Benedetti sostuvo que fue uno más de “los exabruptos a los que nos tiene acostumbrados”