La diputada nacional Elisa Carrió festejó el alejamiento de Ricardo Lorenzetti de la Presidencia de la Corte Suprema y lo definió como un milagro: «¡Gracias a Dios!. Terminó la impunidad y la extorsión. No es más presidente, que es quien administra la Corte. ¡Es un milagro! ¡No sabía que podía ocurrir!».

La demostración de alegría de Carrió, que arrastra un encono personal con el titular saliente del Tribunal mayor, no se limitó solo a estas declaraciones, también subió una foto en su cuenta de twitter con ruleros que asemejan a una toga inglesa. También se expresó sobre la renuncia de Lorenzetti el Ministro de Justicia, Germán Garavano, quien rescató el trabajo y dedicación del jurista.