El diputado nacional por Neuquén Francisco Sánchez se despachó con un mensaje a través de las red twitter que eriza los pelos del ciudadano más pacífico del país. “Bolsonaro quiere facilitar el acceso a las armas de los ciudadanos decentes. Lo mismo vamos a presentar este año en el Congreso, porque más de 30 años de garantismo solo han servido para desproteger a los trabajadores honestos que levantan este País”, aventuró el legislador de Cambiemos para después ampliar su idea en diálogo con LMNeuquén señalando que es necesario «facilitar el acceso a las armas a los ciudadanos decentes».

En la consulta periodística afirmó que el proyecto aún no está terminado, aunque comenzó a trabajarlo con una asociación de legítimos usuarios, que tiene muchos asociados en el país. Posiblemente se refiera a una entidad similar a la Asociación Nacional del Rifle (National Rifle Association), una agrupación temerosa con más de 5 millones de socios que se despliega en Estados Unidos fomentando la portación libre de armas que rige en la mayoría de los Estados del país del norte.

El resultado de semejante despliegue de armas es letal para la sociedad. La cantidad de muertos por violencia armada en Estados Unidos trepó en 2020 a más de 19.000, el número más alto en dos décadas, con cifras récord de homicidios en grandes ciudades y de venta de pistolas y rifles vinculado al efecto de la pandemia y al crecimiento de grupos extremistas impulsados por Donald Trump en su último año de gobierno.

De acuerdo con la base de datos de Gun Violence Archive (GVA), durante el año pasado hubo 19.264 fallecidos por asesinatos, disparos no intencionales y casos catalogados como uso legítimo de la defensa, una suba considerable frente a los 15.433 decesos de 2019.