Mauricio Macri tiene muy poco para aportar porque su estrategia «es enojar más a los que ya están enojados» y «angustiar más a la gente que ya está angustiada» por los efectos de la pandemia de coronavirus y reclamó a la oposición que practique «el diálogo político y el diálogo democrático que tanto declama» en el Congreso Nacional. Así lo expresó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero en una entrevista con Infobae.

«Cuando el Presidente se reunió en tres oportunidades con los bloques de la oposición, no fue a agenda cerrada ni con condicionamientos. Macri nunca se reunió con los bloques de la oposición en sus cuatro años de mandato», recordó y dijo que el Gobierno espera que la oposición practique el «diálogo político y el diálogo democrático que declama» en el Congreso Nacional.

Cafiero juzgó que no se le perdona al Gobierno es su orientación política, subrayando que el Presidente ejerce un liderazgo consensual en la política argentina. “Nosotros partimos de una base, hicimos un frente político y lo que logramos fue la unidad en la diversidad. Ese logro de la unidad en la diversidad tuvo un logro evidente desde el punto de vista electoral, ahora, también es un logro que nosotros tenemos que sostener desde el punto de vista del ejercicio del poder. Hablaría muy mal de nosotros que una vez que llegamos al Poder Ejecutivo nos desentendemos de esa diversidad».

Consultado sobre la carta publicada días atrás por Fernández de Kirchner, en la que alude a «funcionarios que no funcionan», Cafiero entendió que la construcción argumental apunta a que en un Gobierno puede haber aciertos y errores. «Es una jugadora muy colaborativa y se complementa con el Presidente. Ella incluso hasta lo expresa en esa carta: dice que las decisiones las toma el Presidente, porque estamos en un sistema presidencialista», subrayó.