Los trabajadores de la sanidad, nucleados en el Frente de Salud de ATE en los Hospitales de la Ciudad de Buenos Aires, anunciaron este viernes un paro y movilización para el próximo 1 de octubre ante la «brutal represión sobre enfermeras y enfermeros» ocurrida esta semana en la Legislatura y ante la falta de respuestas a los reclamos del sector por parte del Gobierno porteño.

El lunes pasado, Día de la Sanidad, un grupo de enfermeros y enfermeras se movilizaron a la sede del palacio legislativo, para entregar un petitorio con distintas reivindicaciones y, tras algunos incidentes, resultaron golpeados y heridos varios trabajadores.

«Ante la represión a nuestras compañeras y compañeros, desde el Frente de Salud vamos al paro el próximo 1 de octubre y una movilización a la Legislatura», dijo a Télam Héctor Ortiz, secretario general de ATE en el Hospital Durand y dirigente del Frente de Salud Germán Abdala.