El título de esta nota recuerda el panfleto televisivo que desparramaba TN en tiempos donde se debatía democráticamente la ley de medios. Aquel spot repetía con insistencia “TN puede desaparecer” acusando a aquella ley, despedazada por el actual gobierno, de ejercer una suerte de guadañazo a los oligopolios mediáticos.

Lo paradójico es que no solo TN no desapareció, sino que bajo la actual administración nacional es C5N el que puede cerrar dejando a 350 trabajadores en la calle. Para lograrlo el gobierno impulsa medidas drásticas a través de la AFIP que ha pedido el embargo de la cuenta de la empresa por la que cobran los trabajadores del canal. Lo asombroso es que en un fallo que no registra antecedentes similares una sala de la Cámara Comercial accedió al pedido con el riesgo que representa para mantener el flujo de dinero normal para que los trabajadores puedan acceder a su salario. La mordaza mediática que impone el gobierno llegó al fuero comercial. Es por este motivo que los trabajadores de C5N han convocado a una movilización para este miércoles a las 10:00 que se concentrará en las puertas de la Cámara Comercial, Diagonal Norte 1211. La comisión interna asegura en un comunicado que “La presión del gobierno para cerrar C5N es más fuerte que nunca”.