A poco de unirse la Alianza Cambiemos en la Ciudad de Buenos Aires, se encuentra en un punto crítico y de quiebre. Fue presentada a principio de agosto en el café Tortoni, uniendo al radicalismo con el PRO y sus aliados menores. La capital del país fue el único distrito donde Cambiemos no se presentó como tal en las últimas elecciones. En el tradicional café porteño se selló el acuerdo para caminar juntos de aquí en más y, eventualmente, ante diferencias en el armado de listas, dirimirlas en las PASO.  A poco de caminar juntos esta sociedad comenzó a tener tironeos que la colocan al borde de una disolución. Un duro comunicado del bloque de diputados radicales, que bajo la denominación de Evolución habita la Legislatura Porteña, expone el crítico momento que atraviesan. Como ya lo habíamos señalado desde CP, la gota que rebalsó el vaso fue el inesperado decreto de Horacio Rodríguez Larreta creando el Complejo Hospitalario Sur. “Nuevamente la política de los hechos consumados del oficialismo se ha hecho presente en estos días”, comienza la proclama firmada por todos los integrantes del bloque Evolución, en la que se hacen consideraciones varias sobre el proyecto, apuntando en su base critica a la falta de consulta y participación de los sectores afectados. Reconocen que hubo un par de reuniones abordando este tema en el Ministerio de Salud, “donde solo se brindaron explicaciones superficiales del importante proyecto sanitario. Entendimos en esas instancias que de a poco se brindarían más precisiones en cuanto al proyecto que se enmarca en el Plan de salud 2030. Sin embargo, se ha publicado este decreto tratando de imponer el proyecto a empujones”, se señala en uno de los párrafos. El diputado José Luis Acevedo (Vamos Juntos) este  miércoles recorría presuroso los pasillos del palacio Ayerza en busca de despachos radicales para poner paños fríos al tema. El legislador, alfil de Santilli, pese a ser titular de la Comisión de Salud también fue sorprendido por el decreto de Larreta.