El ex Vicepresidente Amado Boudou recibió esta tarde el veredicto del Tribunal Oral Federal 4 de Capital Federal que lo condenó por la causa de la ex calcográfica Ciccone, y ordenó su inmediata detención.

El Tribunal también condenó al empresario José María Núñez Carmona a cinco años y seis meses de prisión por ser “partícipe necesario” en la comisión de los delitos; a Nicolás Tadeo Ciccone a cuatro años y seis meses; Alejandro Vanderbroele a dos años de prisión en suspenso; Rafael Resnick Brenner,  a tres años en suspenso, inhabilitación especial perpetua y costas, más tres años de tareas comunitarias no remuneradas, y Guido Forcieri a dos años y seis meses de prisión en suspenso.

En su defensa Boudou volvió a remarcar sobre su intervención en la compra de Ciccone Calcográfica que «jamás negocié por mí ni a través de terceros la compra del 70% del paquete accionario». Lo hizo en su alegato en el marco del juicio oral que se lleva adelante en su contra en el Tribunal Oral Federal 4 de Capital Federal y donde esta tarde podría conocerse el veredicto. Boudou señaló que la causa está ligada con una persecución política que marca estos tiempos «Hay algo de revancha de clase, de aleccionar, de que nadie se tiene que animar a cambiar las cosas. Los políticos que deciden cambiar la realidad son perseguidos. Primero desde el punto de vista mediático, luego desde el sistema de justicia», señaló en tono pausado.

El abogado de Boudou, Alejandro Rúa, una vez concluida la exposición de su defendido pidió se suspenda el veredicto porque el presidente del Tribunal, Pablo Bertuzzi, no puede intervenir. El fiscal Marcelo Colombo y la Oficina Anticorrupción que encabeza Laura Alonso pidieron una pena de pena de cinco años y medio para Boudou, mientras que la UIF reclamó seis años. De ser encontrado culpable, Boudou podría quedar detenido.